Conoce todas las partes de la cerradura

Si queréis saber todos los componentes de la cerradura, entonces este artículos va directo hacia vosotros. Ya sea por simple curiosidad, o si quieres conocer las partes de la cerradura para poder arreglarlas, entonces sabrás todo acerca de ellas. Tener esta información en cuenta no va a ser un desperdicio. Más aún si tenéis que reparar o hacerle mantenimiento a una cerradura alguna vez.

Así pues, solo queda que leas sobre estas líneas, de igual manera, la información que os vamos a escribir aquí va a ser 100% útil. No en vano, si necesitas alguna vez este conjunto de instrucciones, entonces guarda esta información.

Conoce los tipos de cerraduras que existen

Cuando hablamos de cerraduras, vamos a decir que existen por lo general dos tipos de cerraduras. Al menos, son las más utilizadas y las más vendidas. Estas son las cerraduras empotradas y las cerraduras de montar. Estos tipos de cerraduras se utilizan para fines distintos, y para puertas distintas. Por esta razón os vamos a explicar, con ayuda de los cerrajeros Los Remedios Sevilla, qué son cada una de estas cerraduras.

Cerraduras empotradas

Estas cerraduras son las más utilizadas en el mundo. Por lo tanto, son las más comunes y las que aportan una mayor seguridad. Su principal característica, es que van colocadas dentro de las puertas, por lo tanto, nadie podrá ver sus mecanismos, ni siquiera parte de su interior. Lo que podrá verse, es el agujero por donde van las llaves, de resto, no verás nada más de estas cerraduras.

A nivel de seguridad, podemos decir que sus prestaciones son altas. Esto dependerá del modelo de cerradura empotrada que elijas, por lo que puedes comprarlas desde las más sencillas, hasta las más modernas. En términos de belleza, son muy agradables a la vista. Esto debido a que no las podrás ver.

Cerraduras de montar

Esta cerradura se caracteriza por la razón de que se instalan encima de la puerta. A diferencia de las empotradas, que van dentro de la puerta, las de montar van con su mecanismo inserto en una caja y este lo tienes que poner sobre la puerta, no dentro de ella. Si no te gusta ver las cerraduras metidas en una especie de caja y fuera de la puerta, entonces las cerraduras de montar no son lo tuyo. En términos de seguridad, pasa igual que con las cerraduras empotradas. Dependerá del modelo y de lo modernas que sean.

Estas cerraduras las puedes instalar en casi todas las puertas, por lo que no van a existir modelos específicos, para puertas específicas, como las cerraduras empotradas. También, pueden servir como cerraduras de apoyo para que tengas doble protección, una puerta principal de mayor seguridad, y una segunda puerta con una cerradura de montar.

Elementos que constituyen una cerradura

Ahora, vamos al centro del artículo, y son los elementos o partes de una cerradura. Ahora bien, te mostraremos los componentes de una cerradura estándar, advirtiéndote que no todas son iguales. Si bien los principios son los mismos, algunas cerraduras varían por traer más y menos elementos que otras.

La primera parte, se llama Frontal

Esta es la parte que se sujeta con tornillos para que el cilindro no se caiga de tu puerta. Es la parte que tiene la sujeción a la puerta, por lo que es como la estructura central de la cerradura.

El traspié

Esta parte también es conocida como “lengüeta”. Es la que entra y sale desde la cerradura hasta la pared. Es el elemento que sale para trancar la puerta y para abrirla cada vez que pasas la llave por la cerradura.

Las paletas

Las paletas tienen la única función de permitir que tu puerta se abra, o no. Estos elementos se activan y giran cuando metes la llave y la giras para que se cierre. Si el movimiento es contrario, se van a retraer para que de paso a una apertura limpia y sin inconvenientes.

El cilindro

El cilindro es la parte mediante la cual se introduce la llave para poder abrir la cerradura. Es decir, es la cavidad en donde va alojada tu llave, ya sea para abrir, o cerrar las cerraduras. En muchas ocasiones, puede que no necesites cambiar tu cerradura completa, sino el cilindro. Por lo tanto, esta pieza es una de las pocas que se pueden extraer para sustituirla, en vez de la cerradura completa.