Cómo prevenir que las cerraduras se atasquen

Seguro que el tema que trataremos en este texto resulta de tu total interés, pues  una de las incidencias más habituales que se producen en el ámbito de la cerrajería es el atasco de las cerraduras. La buena noticia  es que hay algunas cosas que podemos poner en práctica para evitarlo así que en los párrafos siguientes daremos algunos consejos que de aplicarlos lograrás reducir el número de averías de este tipo.

Aunque evitar los atascos  para siempre no es posible, pues en algún momento llegará el día en que tengamos que llamar al cerrajero para que nos cambie la cerradura, sí que es posible retrasarlo por un largo tiempo si se siguen unas buenas prácticas de mantenimiento.

¿Podemos evitar los atascos en las cerraduras?

Algo que quizás no muchos saben es que todas las cerraduras son susceptibles de atascarse y las que se utilizan poco aún mucho más. Esto es válido para cualquier tipo de cerradura.

Estar al tanto de esto es importante para que no nos tome por sorpresa al salir de vacaciones y al llegar a la casa de campo o de playa, encontrarnos con que la cerradura se encuentra atascada, nos avisan los amigos de cerrajeros casco antiguo pamplona. Es mucho más probable que esto nos suceda en esa situación, a que nos ocurra en la puerta de nuestra vivienda habitual que abrimos y cerramos a diario.

La razón de esto, que en principio hasta podría parecer algo que carece de sentido, es que si bien el uso continuado de las cerraduras podrá hacer que las mismas se vayan desgastando también hace que corran un menor riesgo de atascarse al mantenerse continuamente en funcionamiento.

Veamos ahora que medidas debemos tomar para evitar este contratiempo

Lubricar las llaves y cerraduras

Una de las formas más eficientes de proteger las cerraduras es la aplicación a las mismas de algunos tipos de grasas

Si se pregunta cuándo debe aplicarse este método, la respuesta es que en el mismo momento en que la cerradura comienza a dar muestras de que algo no gira fácilmente en su mecanismo. Este es un síntoma inequívoco de que la cerradura está a punto de atascarse. A veces no es tan fácil darse cuenta pero estar atento ayuda y mucho para determinar el momento indicado en el que el engrasado de cerraduras resulta especialmente útil y necesario.

Pero como en casi todo, el exceso de grasa tampoco es bueno para una puerta, de allí que sea tan malo no realizar nunca el engrasado de las cerraduras como hacerlo demasiado frecuentemente. Lo ideal es hacerlo solo cuando se note que se necesita, en el momento que la cerradura lo pida.

Lo bueno es que para aplicar grasa en la cerradura no se requiere tener ningún tipo de preparación o conocimiento en materia de cerrajería ni tampoco contar con alguna herramienta especial.

Tan solo debes seguir unos cuantos pasos para hacerlo a la perfección. Lo primero es hacerte de un pincel para untarlo con el aceite especial de engrasar cerraduras  y entonces aplicarlo en todas las zonas de contacto de la misma.

Una vez culminado el paso anterior, tan solo será necesario introducir la llave en la cerradura y girarla repetidamente para conseguir que el aceite penetre correctamente en todo sus mecanismos. Luego debe dejarse actuar unos minutos  para que el producto se expanda y asiente segun nos cuenta Cerrajeros San Fernando.

Para aquellos a quienes esta tarea de engrasado con el pincel pueda parecerle engorrosa, hay algunos productos específicos en el mercado que se presentan en forma de aerosol, con lo cual simplemente se deberá rociar la cerradura  y listo.  Como recomendación adicional tan solo resta decir que en cualquiera de los dos métodos es bueno que busque asesoría profesional o indague sobre la calidad del producto, a los fines de asegurarse que el resultado será el esperado, pues usar alguno de mala calidad puede ocasionar el deterioro de la cerradura.

Una última cosa importante es señalar que el engrasado de una cerradura debe realizarse siempre que se empiece a notar que la misma no funciona todo lo suave y finamente que debería, es decir que el proceso puede repetirse cuantas veces sea necesario pues de este modo puede alargarse la vida útil de las mismas bastantes años más.

Lubricar con parafina

Una técnica utilizada para mantener en buen estado las cerraduras y las persianas electricas es la aplicación de parafina y hacerlo también es un proceso relativamente sencillo que tan solo requerirá de contar con este lubricante y agua caliente a mano.

Lo  primero que hay que hacer es verter agua caliente en un recipiente y sumergir la llave tan solo por unos segundos, para inmediatamente introducir únicamente la parte que hace contacto con la cerradura, es decir el extremo dentado, en la parafina. Tome en cuenta que no debe colocar la parafina en toda la llave pues de lo contrario le será difícil de manipular.

Una vez que se ha culminado este primer paso es cuando llega la hora de introducir la llave dentro de la cerradura ya que será ella la que logre hacer circular el lubricante por el interior de sus mecanismos.

De seguro notará que al cabo de unos cuantos minutos la cerradura habrá mejorado notablemente en cuanto a su funcionamiento. Enseguida se dará cuenta que ella vuelve a girar con suavidad dado el caso de que ya presentara algún signo. Si no consigue este efecto entonces sí que deberá  revisar la cerradura pues algo debe andar mal en su mecanismo interno ya que no es lo normal que a pesar de la aplicación de la parafina el movimiento no mejore.

Es ampliamente conocido por todos,  el alto poder lubricante  de la parafina. En el caso de los atascos en las cerraduras puede inclusive afirmarse que no solamente actuará previniendo este problema, sino que además puede resultar efectivo para solucionarlo cuando ya haya tenido lugar.

Lubricar con las minas del lápiz

Si el problema de ataco de la cerradura no reviste de una alta importancia siempre es posible aplicar una solución completamente casera, pues para ello aplicaremos algo que todos tenemos en casa. Nos referimos a las minas de los lapiceros, sí, a las mismas que utilizamos para escribir o dibujar.

La razón para utilizar un producto como este para mejorar el funcionamiento de una cerradura, radica en el hecho que ellas tienen un buen poder lubricante. Tal vez haya notado que al escribir o dibujar los lápices se deslizan cómodamente por el papel, pues esto es gracias a la sedosidad que tienen las minas y es justamente por eso que pueden utilizarse para lubricar las cerraduras obteniendo muy buenos resultados

Otra ventaja de este método es lo fácil que resulta aplicarlo pues para ello tan solo se debe tener a mano una mina. Si es de las que son  más gruesas, es decir las utilizadas para dibujar mejor aún y una vez con ella en la mano tan solo se debe frotar sobre la parte dentada de la llave hasta que el grafito se deposite en los surcos.

Finalmente solo resta introducirla en la cerradura y girarla unas cuantas veces

Eliminar la cerradura de la puerta

Este drástico método responde a la impotencia que se siente al momento de querer pasar la llave a una cerradura y ver que la misma no responde, o peor aun cuando no permite abrir la puerta y no deja tener acceso a lo que se encuentra del otro lado de la puerta.

Resulta obvio pensar que al no disponer de una cerradura nunca más nos encontraremos con este  molesto problema, pero la verdad es que podemos enfrentar algunos otros inconvenientes que en la práctica pueden resultar bastante peores. Uno de los más nefastos es quedar completamente indefensos ante la acción del hampa.

Es por esto que para nada aconsejamos esta medida salvo que en realidad no haya nada que resguardar o la puerta se encuentre en el interior de un inmueble.

¿Cuándo se debe pedir la asesoría de un cerrajero?

Entendemos que la solución de llamar a un cerrajero sea para la mayoría de las personas la última opción y ello es perfectamente comprensible por el costo que tal acción representa. Lamentablemente hay situaciones que solamente pueden ser solucionadas por los profesionales de la cerrajería, pero la buena noticia es que la actuación de ellos siempre resulta efectiva.

Lo importante de contar con la asesoría de un cerrajero profesional  no solamente se encuentra en el hecho de que resolverá la avería muy rápidamente, sino también porque solamente él puede indicarte el estado real de la cerradura. Con base en este conocimiento puede que el cerrajero te recomiende cambiarla por una nueva, pues en ocasiones esta solución será inclusive más económica que estar afrontando problemas recurrentes con la que ya tienes en casa.

En cualquier caso si no queda más remedio que acudir a los servicios de cerrajeros Torremolinos debido al atasco de una cerradura, hay dos cosas que no debes olvidar, la primera es que lo más aconsejable es solicitar un presupuesto antes de cerrar el trato, pues de lo contrario puede ocurrir que al final el precio sea distinto al esperado. Por otra parte si tan solo se trata de un servicio de desatranco de una cerradura el mismo no debería resultar excesivamente costoso, por lo que tal vez no merezca la pena postergar la solución.